miércoles, 15 de abril de 2009

Uruguay (Semana Santa)

Todo empezó el miércoles día 8 de Abril. Comienza la semana santa y decidimos ir a la costa uruguaya que está en el Océano Atlántico.

El trayecto lo hicimos en Buque bus y el primer destino fue Colonia. Colonia del Sacramento, denominada en el medio local como Colonia, es la capital del departamento de Colonia, Uruguay. Ubicada a pocos kilómetros al sureste de la confluencia del río Uruguay y el Río de la Plata, su barrio histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad, en 1995, al ilustrar la fusión exitosa de los estilos portugués, español y post-colonial. Por su proximidad con la ciudad de Buenos Aires tiene fuerte vínculo con ella. Son numerosos los viajeros que llegan y parten con ese destino, y también los habitantes de Buenos Aires que tienen propiedades en ella. Existió un proyecto para unir ambas ciudades a través de un puente binacional.

Llegamos a media tarde y nos alojamos en un hostel ya que debíamos de esperar a Pedro que llegaba el día siguiente. Una vez alojados, nos dimos una vuelta por el casco histórico de Colonia. Aca pudimos ver cosas tan lindas como estas


Subimos a un farito a ver las vistas desde alla



Esa misma noche hicimos un poco de carne con arroz para cenar, y la verdad es que quedó rebueno



Al día siguiente, antes de que llegase Pedro, alquilamos un Chevrolet Corsa 4 puertas y nos fuimos a dar otra vueltita por alla



Y tras intentar sacar una buena foto para colgarla en el blog....



Me caigo y me abro la cabeza



Estuvimos en una plaza de toros abandonada muy linda. La verdad es que hicimos un poco el ilegal ya que se supone que el edificio estaba cerrado y no se podía entrar.



Y que buen fotografo puedo llegar a ser a veces ;-)


Fuimos a recoger a Pedro



Y nos encontramos con un cartel como este



Arrancamos y nos dirigimos a La Paloma, fueron unas pocas horas en el coche y llegamos por la noche.


Alla nos hospedamos en un hostelin internacional y algunos nos fuimos a la cama mientras otros llegaban a las 7:30 de la mañana. Menos mal que habíamos quedado para salir a las 8:30 de la mañana. Los que no salimos nos dedicamos a dar una vuelta por el pueblito


Fuimos a despertar a los fiesteros y nos dirigimos a Punta del Diablo, una zona costera donde se supone que es una zona hippie y surfere pero que la gente parecía que iba más al postureo que a otra cosa y como eso ya lo tenemos más que visto, nos dirigimos a Chui tras 5 minutos en la playa.

Chui es un pueblo que hace frontera con Brasil. A la derecha de la calle principal nos encontramos en Uruguay y a la izquierda de dicha calle nos encontramos en Brasil. Paramos alla a tomar un poco el sol en una playita, pero el ambiente que se podía olfatear no era el mejor y decidimos movernos a otro lado.

La anécdota está en que con nosotros venía un mexicano y él no podía pasar sin visado. Estuvimos todo el viaje haciendo la coña de mexicano se queda en Uruguay y nosotros nos pasamos a Brasil. Hicimos la tontería de dejarle un rato en tierra y se pensara que estaba en Brasil de ilegal y lo mejor de todo es que le dejamos en Brasil sin darnos cuenta. Jajajaja



Arrancamos y nos fuimos al mejor lugar que podíamos ir, a Cabo Polonio. Pero antes de entrar a Cabo Polonio paramos en Castillo, un pueblo pequeñito cercano para comprar 2,5 kilos de la mejor carne que tenían por la friolera de 8 euros en total. También paramos porque el pobre Hugo padece de bronquitis y la noche anterior le había dado un ataque.


Cabo Polonio tiene un paisaje muy particular, rodeado de dunas de arena de gran altura.

La población estable es pequeña, conformada principalmente por pescadores, artesanos y el personal estable del faro. En temporada turística (enero-marzo) cuenta con varios restaurantes abiertos, posadas y casas para alquilar.

La mayoría de las viviendas no cuentan con energía eléctrica, salvo los lugares con grupo electrógeno propio. Tampoco hay alumbrado púbico, lo cual es una de las características propias del lugar, que permite, en las noches despejadas, apreciar el cielo nocturno como en pocos lugares de la costa uruguaya. Para llegar alla, lo que tuvimos que hacer es montarnos en un todo terreno y andar 7 kilometros por la dunas





Una vez llegado alla, sólo teníamos la comida, nuestro equipaje y las ganas de encontrar alojamiento. Nos dividimos en dos y Pedro y el mexican se fueron a buscar alojamiento mientras los demás le esperabamos haciendo el bobo


Una vez llegaron éstos con el alojamiento, nos dispusimos a trasladarnos a lo que iba a ser nuestro hogar por una noche. Tenía una pinta excelente, me parece que conseguimos una de las mejores casita de toda la zona y por solo 60 dolares entre los 5 que fuimos!! Esta era la pinta de la casita

Como podréis observar, la casa no esta provista de corriente eléctrica, por ello el video es a la luz de las velas! Y para tener agua potable había que salir fuera de la casita y darle a la manivela


Nos alojamos y que mejor que hacer una buena parrillada con los 2,5 kilos de carne que habíamos comprado.


Mientras se cocinaba a la brasa la comida, aprovechabamos para contar alguna historieta y descansar. Yo no se qué coño contaría, pero por las caras de los que escuchaban sería de terror o algo parecido.




Tras la pedazo cena que nos pegamos, nos fuimos a dar una vuelta por alla


A la mañana siguiente fuimos a visitar todo aquello y nos encontramos con este paraiso

























Tras desalojar la vivienda al medio dia, nos fuimos a ver el bosque de los Ombúes



¿Y qué son los ombúes? Os lo diría si lo supiera, pero no se sabe a ciencia cierta. El ombú es un árbol por fuera pero un arbusto por dentro. Tiene forma y tamaño de un árbol, pero su estructura inetrior es la de un arbusto. Sacar vuestras propias conclusiones...









Después de ver estos lindo paisajes, nos dirigimos camino de vuelta a Colonia ya que nos quedaba un largo trayecto. Paramos en Punta del Este y la verda es que no nos dio mucho tiempo a verlo, pero tenía pinta de ser un estilo Marbella. Casa de diseño con una pinta de valer un pastón. Lo malo es que llegamos de noche y la salida fue a las 6 de la mañana. Estuve conduciendo hasta las 11 de la mañana.






Tras la vuelta a la realidad, te enteras en clase que el martes siguiente tienes un control y que en tres semanas empiezas los parciales. Pero me parece que está todo controlado!

PD: Ya se las fechas de mis exámenes pero todavía no se el día de mi regreso. Será entre el 15 de Abril y el 31 de Diciembre, va a ser una sorpresa para todos!!








1 comentario:

La Sota de Tagle dijo...

Hola Juan, muy bonitas todas las fotos, de envidia verlo ! es una suerte para ti envidiable, lo que estas viviendo,disfrutalo mucho.Un beso de los abuelos y mio.Muxu bat